La herramienta Do Not Track: ¿pronto arropada por una ley en los Estados Unidos?

La herramienta Do Not Track que viene en los navegadores web podría ser pronto arropada por una ley que obligue a los sitios web a ser compatibles con la misma.

La tecnología Do Not Track, que garantiza una mayor protección de los internautas cara a los anuncios publicitarios, sigue levantando polémicas y desacuerdos. Finalmente, la legislación americana podría tomar cartas en el asunto. Recordemos que la herramienta Do Not Track propone a los internautas enviar una petición HTTP que avisa a los sitios web que éste internauta no quiere ser trazado en la Red. Claro está, esta iniciativa no está hecha para contentar a las empresas de marketing, cuyas campañas publicitarias serán, por consiguiente, mucho menos efectivas.

En 2007, la FTC había planteado un cambio de dirección en el mercado publicitario con el uso abusivo de la segmentación de los internautas. El regulador de comercio de los Estados Unidos pidió en ese momento a los editores de navegadores encontrar la forma de poner en práctica soluciones para que los internautas pudieran, en el peor de los casos, rechazar ser trazados por los anuncios expuestos en tal o tal sitio web. Mozilla, Google, Apple o incluso Microsoft integraron por consiguiente esta funcionalidad y el W3C, organismo encargado de regular la evolución web, se está planteando una implementación a nivel estándar.

No obstante el mecanismo funciona solo si el sitio web visitado por el usuario puede comunicar con el navegador. En la actualidad, solamente algunos sitios web son compatibles. Yahoo!, Twitter y AOL ya han terminado la implementación de la tecnología y Google arropa esta iniciativa igualmente.

En uno de sus últimos comunicados, Reuters explicó que los defensores del Do Not Track y las empresas de marketing no consiguen llegar a entendimiento incluso en lo que al objetivo real del mecanismo se refiere. Para los primeros, se trata de poder navegar por la red sin transferir datos personales, mientras que para el segundo, la activación del sistema les impide registrar sus anuncios publicitarios en el historial de navegación del internauta, pero sin embargo les autoriza cuanto menos a recopilar otros datos.

Recientemente conocimos que Microsoft deseaba activar la opción Do Not Track por defecto en el seno de su navegar Internet Explorer 10, una declaración que hizo reaccionar a los anunciantes. Para estos últimos, la ecuación es simple: sin publicidad segmentada, la economía de Internet caerá. En los Estados Unidos, los ingresos generados por la publicidad online en 2011 alcanzaron los 15.000 millones de dólares, lo que equivaldría a un crecimiento del 22% en un año.

Según Reuters, sin consenso entre las partes implicadas antes del final de año, el gobierno americano podría dictar sentencia en favor de los consumidores y obligar a los sitios web más populares a modificar cuanto antes la cabecera de sus páginas, con vistas a poder comunicar con los navegadores que propongan la funcionalidad Do Not Track.
 Opina sobre esta noticia
Todas las noticias
24/07/2012


Comentarios: (0)

¿ERES ANUNCIANTE?